EL TELEFÉRICO DE FUENTE DÉ: ANTESALA DE LOS PICOS DE EUROPA

pitele1En los años treinta la atracción por Picos de Europa comenzaba a abrir paso a los grandes logros que se conseguirían posteriormente para dar a conocer el maravilloso macizo montañoso. Ya en el año 1903 la compañía minera “Vieja Montañesa” había instalado un cable desde Lloroza hasta Fuente Dé con el fin de transportar en cubos el mineral que se extraía de las minas.

El ingeniero lebaniego José Antonio Odriozola fue el gran impulsor del teleférico de Fuente Dé, máxima atracción en la actualidad para los turistas que se acercan a conocer Picos de Europa. Inició el proyecto y realizó los primeros trabajos, proponiendo no sólo el teleférico sino también telesillas a Áliva y Pico de la Padiorna, carretera desde Pido a Fuente Dé, electrificación rural en el valle, repoblaciones piscícolas e instalaciones deportivas. La Diputación Provincial dio vía libre al proyecto y el presidente, D. Pedro Escalante, encarga la compra de los terrenos, aprobando la construcción del teleférico el 20 de noviembre de 1962. El año 1963 comienza con la aprobación en Consejo de Ministros del Parador de Fuente Dé y en abril de ese mismo año se aprueba la electrificación rural de los pueblos del valle de Camaleño y la construcción de la carretera desde Espinama a Fuente Dé.

El teleférico proyectado era de sistema bicable sin apoyos intermedios, con la estación superior a cota 1.070,25 y la superior a cota 1.823,75, desnivel que se salva en un solo vano con 1.419 metros de cable, en el anfiteatro de Fuente Dé (Camaleño), cerca del nacimiento del río Deva. La estación superior termina junto al mirador del cable, desde donde se domina un magnífica panorámica del Valle de Camaleño y de la Cordillera Cantábrica.

Estaba concluyendo el mes de junio de 1966 cuando se realizan las primeras pruebas en el teleférico de Fuente Dé, con las cabinas lastradas. Se sabe que el primer pasajero, colándose de polizón, fue Nicolás Soto, empleado de Diputación, el día 12 de julio.

piteleEl teleférico de Fuente Dé comenzó a funcionar para el público el 21 de agosto de 1966. En los doce primeros días transportó por término medio 300 personas diarias y se calculaba que a pleno rendimiento podía hacer hasta 140 viajes.

Durante el primer año de funcionamiento el teleférico transportó 48.000 viajeros, siendo la capacidad por cabina del teleférico de siete viajeros. En 1974 se ampliaba la capacidad de las cabinas de siete a catorce pasajeros.

Después del aumento de la capacidad de las cabinas las características técnicas del teleférico de Fuente Dé eran las siguientes: la altitud de la estación inferior es de 1.094 metros y la estación superior tiene 1.847 metros; la longitud horizontal de la línea es de 1.202,50 metros y su longitud real, 1.419,10 metros; la diferencia de nivel entre los puntos extremos es de 753,50 metros y la separación entre cables es de 7,50 metros, con dos cabinas en línea con una capacidad de viajeros (incluido el conductor) de quince personas. La velocidad del cable tractor con motor eléctrico principal es de 8 mts y con motor de reserva Diesel, 2,50 mts; el peso de la cabina vacía con conductor es de 940 kgrs y a plena carga de 2.140 kgrs; la capacidad por horas de personas se estima en 210 y la cabina de socorro tiene una capacidad para acoger a cinco personas, siendo la velocidad del cable de socorro de 2 m. Hay dos estaciones (inferior y superior) y la potencia de los motores eléctrico principal y diesel de reserva es de 140 CV y 41 CV, respectivamente.

En el año 1986, al cumplirse los veinte años de existencia del teleférico y con más de 3.000.000 de pasajeros transportados, el problema principal son las largas colas de espera, lo que produce el estudio por parte de Diputación Regional de la ampliación de las cabinas para asegurar una mayor fluidez del servicio a los viajeros.

El 21 de julio de 1990 se inaugura la ampliación de las nuevas cabinas, incrementando la capacidad con cabinas para 28 personas, subiendo 500 pasajeros a la hora, al aumentar la velocidad de las cabinas a 10 m/seg, con una longitud de cable de 1.640 metros; también se dota al teleférico de un nuevo sistema de seguridad con tres frenos: servicio, seguridad y emergencia.