VISITA CULTURAL Y ARTÍSTICA A POTES

potesinfantadoPara disfrutar de la historia, monumentos artísticos, casonas solariegas, torres y, barrios donde aún se conserva el tipismo tradicional, vamos a situarnos en el centro de la villa de Potes, comenzando la visita en la Torre del Infantado, construida en época medieval, símbolo de las luchas por el poder en familias nobiliarias y reducto inexpugnable en épocas de guerra. En la actualidad es la sede del ayuntamiento.

Desde la Torre, continuamos por la Calle Independencia, donde podemos contemplar varias casonas solariegas y llegamos al parque de Jesús de Monasterio, donde se encuentra desde el año 1906 la estatua del célebre violinista de la villa de Potes, Jesús de Monasterio, que mostró su talento musical en los mejores escenarios de España y del extranjero, dejando como preciado legado importantes composiciones musicales.

potescementJunto al parque, se encuentra la iglesia parroquial actual bajo la advocación de San Vicente, que no tiene mérito arquitectónico destacable y que se comenzó a construir en el año 1804, con un donativo de D. José Vicente de Lamadrid, hijo de la villa y obispo de Málaga. Debido a la falta de fondos para concluir las obras y a la guerra de la Independencia se inauguró el 27 de septiembre de 1894. Tiene una nave central y varias capillas laterales, conservándose retablos del siglo XVIII. A los pies, tiene un pórtico y a ambos lados del mismo sendas torres prismáticas. El altar mayor procede del antiguo convento de dominicos de San Raimundo, que se encontraba en la villa de Potes. En la hornacina central del altar mayor destaca una talla de San Vicente, patrón de la villa. En la nave izquierda sobresale por su realismo una imagen policromada de la Dolorosa en el interior de un retablo barroco.

Cercana a la iglesia actual destaca la antigua iglesia de San Vicente, iglesia gótica del siglo XV y que se cita desde el año 952 en el Cartulario del Monasterio de Santo Toribio. Una de las capillas, la de San Felipe Neri, ha sido restaurada por iniciativa de la Asociación del Año Jubilar Lebaniego y es lugar de exposiciones de Beatos, conciertos y conferencias, además de encontrarse en una de sus salas la Oficina Municipal de Turismo de Potes.

potesdevaDesde la iglesia antigua pasamos junto al edificio de Cruz Roja y Centro de Salud, donde un puente moderno salva el río Deva y comunica por un lado con los centros educativos de la villa: Colegio, Instituto de Secundaria, residencia de Secundaria y con el Polideportivo y piscinas municipales. Una carretera nos conduce hasta el barrio de Rases.

Regresamos al puente y nos acercamos al recinto ferial de La Serna, lugar de importantes ferias ganaderas que ya se citan desde el año 1379, cuando el rey Juan I de Castilla concedió dos ferias a la villa; una, del uno al quince de agosto y la otra, desde ocho días antes de la feria de Los Santos, hasta ocho días después. Actualmente, se celebran seis ferias anuales, de una jornada cada una de ellas.

Cruzamos la carretera general y pasamos por un parque en cuyo centro se encuentra el Monumento al Médico Rural, obra del escultor Ruiz Lloreda, que refleja la dureza de la profesión cuando había que recorrer los pueblos sobre los lomos de un caballo, enfrentándose a dificultades climatológicas. En el mismo parque hay un busto en memoria del médico Eleuterio Relea, que ejerció su profesión en el valle de Liébana.

Wx0

Atravesamos una portilla y cruzamos el parque del Colegio Infantil de la Serna para acercarnos a la ermita de la Virgen del Camino, en el inicio del camino al camposanto. La ermita conserva un retablo del siglo XVIII. Es el momento de comenzar a adentrarnos por las callejas de uno de los barrios más típicos de la villa: el barrio de El Sol, en el casco viejo, donde se conservan edificios de singular interés y escudos de armas en alguna de sus fachadas. Pasamos por debajo de varios arcos que formaban parte de edificaciones quemadas durante la guerra civil y podemos ver la fachada de la Casona de la Canal, actualmente dedicada a Casa de Cultura, casona reedificada por el mecenas mejicano con ascendencia lebaniega, Fredo Arias de la Canal. Allí, se pueden contemplar exposiciones, acudir a conferencias y visitar la exposición cartográfica permanente dedicada al marino cántabro Juan de la Cosa. Muy cerca de éste lugar podemos ver la Torre de Orejón de la Lama, donde también se ofrecen exposiciones.

Cruzamos por el puente medieval de San Cayetano, sobre el río Quiviesa y llegamos a la ermita de San Cayetano, con retablos e imágenes del siglo XVIII y alcanzamos después, la Plazuela del Llano, con la Torre de Calseco, del siglo XVIII y la fuente de La Riega. Podemos continuar desde aquí, para salir por un típico callejón desde la calle de la Fuente de la Riega hasta la calle de Cimavilla; o por lo contrario, regresar por San Cayetano e internarnos en la calle Cántabra, lugar de alterne y donde se pueden contemplar y adquirir productos típicos de la zona. Desde esta calle y por Cimavilla, alcanzamos el barrio de La Solana, uno de los más típicos y antiguos de la villa, donde podemos contemplar las viviendas con sus corredores y la plaza, con su típica fuente. Desde La Solana, llegamos a la calle de San Pedro, donde aún se conservan edificaciones con escudos y en el que se encuentra un viejo ciprés que señalaba el lugar donde se edificó la iglesia de San Pedro. Podemos subir por una empinada cuesta hasta la carretera general que por el valle de Vega de Liébana conduce al puerto de San Glorio y después de cruzarla subir por un camino a la ermita de Valmayor, documentada desde el año 990.

Regresamos a la calle de San Pedro y pasamos junto al cuartel de la guardia civil, magnífico edificio que presenta escudos de las armas de Otero y de Lamadrid. Bajamos por la calle Obispo y el Cantón y nos fijamos en las viejas casonas con escudos, de la calle de San Marcial, llegando hasta la calle Jesús de Monasterio, donde una placa en el muro del edificio nos dice que allí nació el genial violinista lebaniego, Jesús de Monasterio. Dejamos atrás el moderno edificio con amplio corredor, de la Residencia de Ancianos y por la calle de San Roque, alcanzamos el edificio donde se encontraba el antiguo convento de San Raimundo, regentado por los dominicos en el siglo XVIII.

Un moderno puente sobre el Deva nos lleva hasta los edificios educativos de la villa: residencia, instituto y colegios, además del complejo deportivo compuesto por pistas, polideportivo y piscinas. En la calle de San Roque, hay una magnífica portalada con escudo, del siglo XVIII, que perteneció a la familia Osorio. Subimos la cuesta de El Cantón y bajamos al centro de la villa, con el templete y plaza de mercado, cuya existencia se documenta desde el año 1291. Volvemos nuevamente por el puente de La Cárcel, que cruza el río Deva, a la Torre del Infantado.

SENDERISMO DESDE POTES

Potes, por estar situado en el centro de la comarca lebaniega, es punto estratégico para realizar cualquier ruta de senderismo y conocer las bellezas naturales de la comarca lebaniega y los Picos de Europa.

trudelleUna de las rutas parte al sur de la villa, desde un camino cercano al que asciende a la ermita de Valmayor y que desde la fuente Otero nos llevará a descubrir uno de los mejores y más preciados montes de alcornoque que posee Cantabria: el alcornocal de Tolives. Por un camino ascendente, descubriendo una bella panorámica de Potes y del macizo Oriental de Picos de Europa, pasamos por Pandos y Camarines, hasta llegar a un prado con un antiguo invernal en su interior. Estamos en Tolives. Contemplamos los magníficos ejemplares que se sitúan preferentemente en las laderas situadas al sur y al oeste y vemos como los alcornoques se aferran a la roca. Podemos descubrir una rica fauna donde destaca el águila culebrera. Desde Tolives alcanzamos por el camino, y posteriormente por una senda que pasa junto a los restos del antiguo convento de Tresantiago, el barrio de Porcieda, ya sin población, con su ermita de la Virgen de las Nieves. Desde allí se llega a Tudes, fin del recorrido y donde hay una buena muestra de la arquitectura popular lebaniega.

potesinstiOtra ruta de montaña parte desde el Colegio “Concepción Arenal” de Potes y por una carretera nos conduce en ascensión continua al barrio de Rases. Esta misma ruta se desvía antes de cubrir quinientos metros y, descendiendo junto al río Deva, nos lleva de forma muy cómoda hasta las inmediaciones del pueblo de Tama, después de contemplar el pueblo de Ojedo al otro lado del río. Continuando con la ruta anterior, desde Rases, seguimos la pista que pasa junto a castaños centenarios y alcanzamos la campera de la Sierra Vielves, donde hay una fuente. Dos caminos descienden a nuestra derecha; uno va a Armaño y el otro y más lejano, a Yes, barrio de Viñón ( Cillorigo). Siguiendo la ruta una pista a la izquierda nos sitúa en Cueto Aro, donde está el repetidor de TV y es uno de los lugares que ofrece una vista inimaginable de Liébana y Picos de Europa. Si continuamos por la pista principal que dejamos, pasamos por Cabañustre donde la pendiente se acentúa y por Ullances, llegamos a los puertos de Trulledes. Desde aquí, por una canal impresionante y dura, se alcanza el Collado y Pico de San Carlos, en el macizo Oriental, donde en la cumbre hay una imagen del Sagrado Corazón y se celebra concurrida romería cada cinco años.

La ruta de Potes a la Viorna se inicia en la ermita de la Virgen del Camino, pasando junto al cementerio y, en continua ascensión por pista, llegamos al Llano del Aceluengo, donde se domina una gran panorámica del valle donde se asienta Potes. Desde aquí subimos por la ladera de la Viorna entre helechos, robles diseminados y alguna encina y alcanzamos la cruz que domina el monte. Esta cruz tiene doce metros y medio de altura y fue construida en julio de 1948. Desde la cima se contempla todo el valle de Liébana, con los pueblos diseminados en los diferentes valles, así como el macizo Oriental de Picos de Europa.

Otras dos rutas que se pueden hacer desde Potes y de corto recorrido son las que pasan por el camino viejo a Frama y la de Albanes a Valmeo. La primera, comienza en el arranque de la carretera a Vega de Liébana, por un camino que discurre a la izquierda y que nos lleva hasta la altura del pueblo de Ojedo (Cillorigo), por donde se puede alcanzar descendiendo al llegar al cruce por el camino de nuestra izquierda, y si continuamos por la derecha, alcanzaremos cómodamente el pueblo de Frama (Cabezón de Liébana), contemplando por el camino frutales y viñedos.

potesvaldeLa ruta de Potes a Valmeo se inicia en el barrio de El Sol y pasa junto a los prados de Albanes, dejando el río Quiviesa a nuestra izquierda. Es una ruta sencilla y llana, que nos llevará hasta la Huerta Vitor, donde una senda, y teniendo como referencia siempre el río Quiviesa a nuestra izquierda, nos permitirá llegar al pueblo de Valmeo, en el municipio de Vega de Liébana.

Finalmente destacar, aunque en otro apartado se cita, que la ruta de Potes a la ermita de la Virgen de Valmayor, nos conducirá a la ermita en apenas un kilómetro, por un camino que desde el sur de Potes, y junto a la carretera que conduce a Vega de Liébana, asciende y se bifurca en tres caminos. Dejamos el primero a nuestra izquierda y podemos alcanzar la ermita por cualquiera de los dos caminos restantes, junto a una casa. La ermita se encuentra en una magnífica campa y domina el valle donde se encuentra Potes, mientras que al fondo se contempla en todo su esplendor el macizo Oriental de Picos de Europa.